CONSEJOS PARA ADOLESCENTES

Nada impide que abras las puertas a tu privacidad y que libre y espontáneamente publiques información sobre tu persona. Sin embargo, tu privacidad puede resultar expuesta, independientemente de tu voluntad, por ejemplo:

- Cuando alguien divulga datos sobre tu persona o imágenes en las que apareces, sin tu autorización previa.

- Cuando un sitio web que utilizas modifica sus políticas de privacidad sin aviso previo, exponiendo datos que anteriormente eran de acceso restringido.

- Cuando un impostor se hace pasar por ti, crea un correo electrónico o un perfil falso en tu nombre y lo utiliza para recoger tu información personal.

- Cuando un atacante invade tu cuenta de correo electrónico o red social y accede a datos restringidos.

- Cuando alguien recoge datos que circulan por la red sin estar protegidos criptográficamente, como por ejemplo el contenido de los correos electrónicos que envías y recibes.

- Cuando un atacante o un software malicioso obtiene acceso a los datos que digitas en el teclado o que están almacenados en tu computadora.

- Cuando un atacante invade una computadora donde están almacenados tus datos, como por ejemplo un servidor de correo.

- Cuando los sitios web a los cuales accedes recogen tus hábitos y preferencias de navegación y los comparten con terceros.

- Cuando una aplicación instalada en tu computadora o dispositivo móvil recoge tus datos personales y los envía al desarrollador o fabricante.

- Cuando compartes recursos de tu computadora, como ser directorios o carpetas, sin las configuraciones de acceso adecuadas.

PRIVACIDAD

Cuidados a tener en cuenta

Al acceder o almacenar correos electrónicos:

- configura tu programa de correo para que no abra imágenes que no estén en el propio mensajea.

- el hecho de acceder a la imagen puede confirmar que el mensaje fue leído.

- utiliza programas de correo que permitan proteger criptográficamente tus mensajes.

- estos mensajes cifrados solo podrán ser leídos por quien logre decodificarlos.

- almacena los mensajes confidenciales en formato encriptado.

- esto puede evitar que sean leídos por atacantes o por códigos maliciosos.

- siempre podrás decodificarlos cada vez que sea necesario.

- utiliza una conexión segura cuando accedas a tus correos a través de un navegador web.

- incluso cuando hay restricciones de acceso no hay cómo controlar que una información no sea compartida con terceros.

- Utiliza criptografía para la conexión entre tu lector de correos y los servidores de correo y de tu proveedor.

- ten cuidado cuando accedas a tu webmail.

- escribe la URL directamente en el navegador.

- ten cuidado al hacer clic en enlaces recibidos por medio de mensajes electrónicos.


Al manipular tus datos:

- guarda tus copias de seguridad en sitios seguros y de acceso restringido.

- almacena la información sensible en formato encriptado.

- encripta el disco de tu computadora y los dispositivos extraíbles, como los discos duros externos y pen-drives.

- cuando utilices servicios de backup en línea considera siempre la política de privacidad y seguridad del sitio.

1 2 3 4 5

Al navegar en la Web:

- ten cuidado al usar cookies, considerando una o más de las siguientes opciones:

-- define un nivel de permisos igual o superior a “medio”.

-- configura para que las cookies se borren al cerrar el navegador.

-- configura para que no se acepten cookies de terceros.

esto no perjudicará tu navegación ya que solo se bloquearán los contenidos relaciona dos con la publicidad.

- también puedes configurar tu navegador para que por defecto:

-- los sitios no pueden definir cookies y crear listas de excepciones, registrando los sitios considerados confiables y donde el uso de cookies es realmente necesario, o

-- los sitios pueden definir cookies y crear listas de excepciones, registrando los sitios que deseas bloquear.

-- Cuando esté disponible trata de utilizar.

-- navegación anónima, principalmente al utilizar computadoras de otras personas.


Cuando compartas recursos de tu computadora:

- establece contraseñas y permisos de acceso adecuados.

- comparte tus recursos por el tiempo mínimo necesario.


Al divulgar información en la web (redes sociales):

- ten cuidado y evalúa cuidadosamente la información que publicas en tu página web, red social o blog.

- esta información puede ser utilizada en una estafa de ingeniería social, para obtener información sobre tu persona y atentar contra la seguridad de tu computadora o incluso contra tu seguridad física.

- piensa que estás en un lugar público, que cualquier persona puede leer y acceder a todo lo que publiques.

- piensa bien antes de divulgar algo, luego no es posible volver atrás.

- publica la menor cantidad de información posible, tanto sobre tu persona como sobre tus amigos y familiares.

- aconséjales que hagan lo mismo.

- cada vez que alguien te pida información o cuando completes algún registro, piensa si realmente es necesario que esa empresa o persona tenga acceso a esa información.

- cuando recibas ofertas de trabajo a través de Internet que soliciten tu currículum, trata de limitar la información incluida.

- solo proporciona más datos cuando estés seguro de que tanto la empresa como la oferta son legítimas.

- presta atención a las llamadas telefónicas y correos electrónicos por medio de los cuales alguien, generalmente en nombre de alguna institución, solicita tus datos personales, incluso contraseñas.

- ten cuidado al revelar tu ubicación geográfica.

- con esta información es posible averiguar tu rutina, deducir otros datos (como tus hábitos y nivel económico) y tratar de anticipar tus próximos pasos y los de tus familiares.

- verifica la política de privacidad de los sitios que utilizas y trata de mantenerte al tanto de los cambios, en especial de los cambios relacionados con el tratamiento de los datos personales, de manera de no ser sorprendido por algún cambio que pudiera comprometer tu privacidad.

- utiliza las opciones de de privacidad que ofrecen los sitios y trata de ser lo más restrictivo posible.

- mantén la privacidad de tu perfil y de tus datos.

- acepta tus contactos y únete a grupos y comunidades de forma selectiva.


Protege tus cuentas y contraseñas.

- ten cuidado al crear tus contraseñas

- utiliza contraseñas largas y con diferentes tipos de caracteres.

- no utilices datos personales, como tu nombre, apellido o fechas importantes.

- no utilices datos personales que se puedan obtener fácilmente.

- no reutilices tus contraseñas, no uses la misma contraseña para acceder a diferentes sitios.

- no entregues tus contraseñas a otras personas bajo ninguna circunstancia.

- cuando utilices preguntas de seguridad para facilitar la recuperación de tus contraseñas, no escojas preguntas cuyas respuestas se puedan adivinar fácilmente.


Protege tu computadora y tus dispositivos móviles.

- mantén tu computadora o dispositivo móvil seguro.

- con las versiones más recientes de todos los programas instalados.

- instalando todas las actualizaciones.

- utiliza mecanismos de seguridad como antispam, antimalware y un firewall personal y mantenlos actualizados.

- al instalar aplicaciones desarrolladas por terceros.

- ten cuidado al permitir que las aplicaciones accedan a tus datos personales, como por ejemplo tus listas de contactos y tu ubicación geográfica.

- asegúrate de que los permisos necesarios para instalar y ejecutar las aplicaciones sean coherentes, es decir, un programa de juegos no necesita acceder a tu lista de llamadas.

- escoge tus aplicaciones de forma selectiva – solo escoge aplicaciones comprobadas y con un gran número de usuarios.